¿Cómo se define la Alimentación Saludable?

La alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes  esenciales y energía que una persona necesita para mantenerse sana.

Los nutrientes esenciales son las proteínas, lípidos, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y agua, que están contenidos en los diversos alimentos que se consumen a diario.

Recomendaciones para un Alimentación Saludable

  • Consumir diferentes tipos de alimentos durante el día.

Es recomendación consumir una variedad de alimentos durante el día, pues nuestro organismo necesita diversos nutrientes y energía, que un solo tipo de alimento no es capaz de cubrir.

  • Aumente el consumo de frutas, verduras y legumbres.

Contienen minerales, vitaminas y otros compuestos necesarios para prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer; contienen fibra dietética  que permite disminuir el colesterol, hacen más lenta la absorción de azúcares y favorecen la digestión.

Consumir 2 pociones de verduras y  3 porciones de frutas al día.

Puede consumir 2 a 3 porciones de legumbre a la semana, en reemplazo de la carne.

  • Use de preferencia aceite de origen vegetal y limite las grasas de origen animal.

Se recomienda consumir aceites vegetales, pues las grasas animales son factores de riesgo para enfermedades del corazón.

El consumos de grasas de origen animal, como por ejemplo mayonesa, cremas, mantequilla, carne con grasa, manteca aumentan el colesterol.

Los aceites en general deben consumirse en poca cantidad, pues producen gran cantidad de calorías.

Los aceites de canola, maravilla, oliva, contienen ácidos grasos esenciales para nuestro cuerpo, por tanto deben estar presentes en nuestra dieta.

  • Prefiera carnes como pescado, pavo y pollo.

Las carnes contienen proteínas de buena calidad, hierro y zinc esenciales para el funcionamiento de nuestro organismo.

Las carnes rojas de vacuno, cerdo, cordero, las cecinas, los embutidos, y las vísceras aumentan el colesterol, por tanto aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Se deben consumir 3 porciones de pescado, pollo o pavo a la semana.
  • Aumente el consumo de lácteos de bajo contenido graso.

 La leche y sus derivados, yogurt, queso, quesillo, contienen proteínas de buena calidad y calcio, esenciales para formar y mantener huesos y dientes, ayudando a prevenir la osteoporosis especialmente en las mujeres.

Se recomienda consumir 3 a 4 pociones al día.
  • Reduzca el consumo de sal.

Se recomienda reducir el consumo de sal, para prevenir el riesgo de Hipertensión Arterial.

  • Reduzca el consumo de azúcar.

Se recomienda moderar su consumo, pues su ingesta excesiva se asocia a la aparición de obesidad.

Es importante recordar que  aparte del azúcar que se le agrega a los líquidos que consumimos, los alimentos que consumimos, ya tienen azúcar en su preparación.