Salud y Prevención de Enfermedades Bucodentales: Atención en los CESFAM

Nuestro país ha ido envejeciendo, lo que genera una expectativa de vida mayor y por tanto un aumento de la cantidad de años que una persona debe mantenerse activa. Las enfermedades bucales, siendo las más comunes de las enfermedades crónicas, constituyen un gran problema de Salud Pública, por su alta presencia en la población y por ser un factor de elevado impacto, en los individuos y en la sociedad, además del alto costo económico que significa un tratamiento extenso.

Por lo anterior, la Salud Bucal, se ha ido conformando como una prioridad en las políticas de salud, con diferentes prestaciones y poblaciones objetivo. Lo anterior busca disminuir el daño en nuestros adultos y prevenirlo en los niños y adolescentes con el fin de tener adultos sanos en el futuro.

En nuestros Centros de Salud Familiar, entregamos diferentes prestaciones que pretenden satisfacer de la mejor manera las necesidades de los usuarios. Dentro de las cuales podemos mencionar:

  • Atención odontológica a menores de 20 años, con énfasis en niños y niñas de 2, 4, 6 y 12 años.
  • Urgencias odontológicas
  • Atención dental a embarazadas
  • Atención dental a adultos de 60 años
  • Morbilidades dentales en extensión horaria
  • Convenios dentales asociados al reforzamiento de Atención Primaria, como por ejemplo Mas Sonrisas para Chile.

 En lo respectivo a las Garantías Explicitas en Salud (GES), y dentro de las estrategias que dan respuesta a las necesidades de los usuarios beneficiarios del Sistema de Salud Público, podemos mencionar los siguientes problemas de salud:

  • Salud Oral Integral del niño o niña de 6 años: corresponde a una estrategia que pretende garantizar la atención del niño o niña de 6 años, debido a la importancia de esta edad en la etapa del desarrollo bucodentario de un niño, ya que corresponde a la edad en que en promedio se inicia el recambio dentario de piezas temporales a piezas definitivas. Se garantiza el diagnostico, promoción, prevención y rehabilitación dentaria del beneficiario.
  • Salud Oral Integral de la embarazada: Permite que el recién nacido crezca en un entorno de salud favorable para su salud bucal. Para muchas mujeres, el embarazo es el único periodo en el que se logra acceso a la atención dental, siendo una oportunidad única para modificar conductas que sean asociado a un riesgo mayor de resultados adversos en el embarazo. Por este motivo el impacto de la salud Bucal de la madre para su salud general, así como la influencia que esta tiene en el riesgo de desarrollar caries temprana en su hijo(a), a través de mecanismo biológicos, conductuales y sociales, justifican una intervención integral que apunte a disminuir los riesgos tanto para la madre como para el niño que esta por nacer. No bien la madre tiene su embarazo confirmado debe acercarse a consultar en su CESFAM por su tratamiento dental cubierto por esta garantía.
  • Salud Oral integral del Adulto de 60 años: su objetivo es mejorar la accesibilidad, oportunidad, calidad y satisfacción usuaria a los beneficiarios legales del sistema público que tengan 60 años, a los cuales se les entregan prestaciones odontológicas orientadas a disminuir el daño en salud bucal y a rehabilitar protésicamente la perdida de dientes.
  • Urgencias Odontológicas Ambulatorias: corresponde a una estrategia relevante que entrega respuesta a las necesidades cada vez más demandantes de la población adulta. Dentro de los problemas que se incluyen en este problema de salud podemos mencionar: Pulpitis, Traumatismo Dentoalveolar, Pericoronaritis, complicaciones Post-exodoncia, Gingivitis Ulceronecrotizante y Abscesos de origen dental.
  • Fisura Labio Palatina: constituye deficiencias estructurales congénitas, de nacimiento, debido a problemas de desarrollo durante la formación del embrión. Existen diferentes grados de severidad y pueden comprender al labio, paladar o ambos. Si bien el tratamiento no se realiza en nuestros CESFAM de atención Primaria, como si sucede en los casos anteriores, la sospecha del problema la generan al nivel de especialidad en, el equipo de salud que controla a la gestante en el centro.

 Medidas especificas de Prevención a nivel General

  • El flúor es más efectivo en la prevención de caries cuando bajos niveles de flúor son mantenidos en forma constante en la cavidad oral. Revisiones sistemáticas indican que la fluoración del agua y el uso de pastas dentales fluoradas reducen sustancialmente la prevalencia e incidencia de caries dentales. Además existe evidencia del efecto inhibidor de caries de los barnices fluorados, siendo efectivo en la prevención y el control de caries en dientes temporales.
  • Instalación de correctos hábitos alimentarios, de higiene y dieta. Por ejemplo, la reducción de la ingesta de azúcares y una alimentación bien equilibrada previenen la caries dental y la pérdida prematura de dientes. La perdida de dientes genera alteraciones a nivel funcionar como por ejemplo problemas en la fonética, masticación, y estética. En relación a la higiene, esta se debe iniciar desde antes de la erupción de los dientes y mantener luego de la salida de estos, asociado al termino de cada comida. En lo posible debe estar constituida por uso de pasta dental, cepillo y seda dental.
  • Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol disminuyen el riesgo de cánceres de la cavidad bucal, problemas periodontales y pérdida de dientes.
  • El consumo de frutas y verduras protege contra el cáncer de la cavidad bucal.
  • Lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, ya que suministra los nutrientes necesarios para la formación del niño, favorece el sistema inmune, evita la instalación de hábitos nocivos que puedan generar mal alineamiento de los dientes, y ejercita los grupos musculares que influyen en el desarrollo de los maxilares evitando anomalías futuras.
  • Evitar generación de hábitos nocivos como uso de mamadera y chupete posterior a los 2 años de vida. El patrón de succión de estos entorpece el correcto desarrollo de los maxilares. Otros hábitos nocivos que deben ser corregidos y prevenidos son la succión digital respiración bucal, interposición de lengua u objetos, onicofagia (mordedura de uñas) entre otros.
  • Los padres deben saber que la dentición temporal (dientes de leche) son claves en el desarrollo de la dentición definitiva, constituyen la “llave de la oclusión” y permiten que las piezas definitivas salgan en el tiempo y posición que corresponde. Por tanto es importante el llevar al niño a controles de salud periódico a fin de detectar y corregir cualquier daño, sea de caries como de oclusión (mordida).
  • Las enfermedades gingivales y periodontales pueden, en su gran mayoría, ser detenidas en etapas tempranas, por tanto es importante el control con el odontólogo cuando se detecten síntomas o signos tales como sensibilidad dentaria, sangrado de encías o movilidad de las piezas.
  • Resulta vital, también, el autoexamen del paciente a fin de evaluar posibles lesiones sospechosas y consultar ante dudas.
  • Acudir, en lo posible, 1 vez al año a control con odontólogo.