El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana, es un virus que se transmite por vía sexual, sanguínea y vertical (de una embarazada que vive con VIH a su hijos/as durante la gestación, parto o su lactancia). Se llama SIDA a la etapa avanzada de la infección producida por este virus. El VIH tiene la particularidad de atacar y destruir en forma progresiva al Sistema Inmunológico.

En nuestro país los primeros casos de VIH se diagnosticaron en el año 1984, observándose hasta el año 2011 un total de 26.740 casos de VIH o SIDA, de estas notificaciones 26.611 cuentan con etapa diagnóstica.

 

Características Epidemiológicas de los casos en Chile

  • En el rango etario de 20 a 49 años se concentran la mayor cantidad de casos, específicamente entre los 30 a 39 años; observándose una tasa ascendente en el último quinquenio en el grupo de 10 a 19 años.
  • El número de casos en población masculina supera ampliamente a los casos diagnosticados en VIH/SIDA en la población femenina, sin embargo con el transcurso de los años, se ha observado un aumento progresivo de los casos en mujeres, siendo la el principal mecanismo de transmisión las relaciones heterosexuales. En el año 1985 se notificó la primera mujer con VIH en nuestro país.
  • Las regiones que concentran mayor tasa de VIH/SIDA, son las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso y Metropolitana.
  • En nuestro país la principal vía de transmisión es la sexual, siendo la tendencia homobisexual la que concentra el mayor número de casos, en embarazadas se observa una prevalencia menor al 1%.

Vías de Transmisión

  • Vía sexual: a través de relaciones sexuales penetrativas sin utilización o uso incorrecto de preservativo o condón con una persona que es portador de VIH.
  • Vía sanguínea: se refiere al uso de agujas y jeringas durante el consumo de drogas intravenosas y a través de transfusiones de sangre. En Chile desde 1987 la sangre donada es sometida a exámenes para detectar el VIH.
  • Vía vertical: corresponde a la transmisión de una embarazada  que es portadora del VIH a su hijo/a durante la gestación, parto y lactancia.

 

Detección del VIH/SIDA

Para detectar la presencia de VIH en el organismo, se realiza un examen denominado Test de ELISA para VIH, este examen está disponible en establecimientos de salud públicos y privados.

El examen detecta los anticuerpos que el organismo produce frente a la presencia del virus; internacionalmente se ha establecido un periodo de tres meses después de adquirido el virus como el  tiempo en que la mayoría de las personas desarrollan anticuerpos anti – VIH detectables por el examen, a este tiempo se le denomina Período de Ventana.

La ley 19.779 establece, que la realización de este examen es de carácter voluntario, confidencial y con consentimiento informado; la decisión de realizarse o no el examen es un derecho, que todas las personas pueden ejercer, luego de ser  informadas adecuadamente acerca del significado del VIH/SIDA y del examen de detección, a través del proceso de consejería.

En Chile, la Ley 19.779 resguarda los derechos de las personas, respecto a la prevención, diagnóstico, control y tratamiento del VIH/SIDA, asimismo cautela el libre e igualitario ejercicio de los derechos de las personas que viven con VIH, impidiendo las discriminaciones para su acceso  a educación, trabajo y salud.

 

Tratamiento

En la actualidad existen tratamientos antirretrovirales, que si son bien administrados, mejoran la calidad de vida y la sobrevida de las personas que viven con VIH, lo que permite considerar al VIH/SIDA una enfermedad crónica.

En Chile, los Tratamientos Antirretrovirales (TARV) para el VIH/SIDA constituyen una garantía GES-AUGE, que asegura el acceso a TARV para personas de cualquier edad que lo requieran de acuerdo al Protocolo Nacional, así como 100% de acceso a protocolo de Prevención de la Transmisión Vertical para embarazadas que viven con VIH y sus hijos, desarrollado en los Centros de atención primaria, secundaria y terciaria de nuestro país.

En nuestra comuna los casos positivos, son derivados a la Fundación Arriarán, ubicada en las instalaciones del Hospital San Borja Arriarán, en este lugar, acceden al protocolo de seguimiento y tratamiento recomendados en la guía clínica ministerial, existiendo además un comité de auditoría de casos positivos en gestantes, para observar el desarrollo del protocolo y realizar las coordinaciones necesarias entre la Red de Salud.

 

Prevención

El contagio  por VIH, se puede prevenir de manera efectiva, considerando los aspectos individuales como sociales asociados a la transmisión.

Desde el punto de vista individual se ha establecido la importancia de disponer de información actualizada, de identificar  conductas y situaciones de riesgo y  conocer los recursos disponibles para la prevención.

 Las conductas que permiten la prevención de la transmisión del VIH son:

  • Vía Sexual: en este ámbito, existen tres conductas que permiten prevenir el  VIH:

1-. Usar correctamente condón en cada relación sexual

2-. Acordar ser pareja mutuamente exclusiva, asegurándose ambas personas de no vivir con el virus

3-. La ausencia de actividad sexual (abstinencia)

  • Vía sanguínea: no usar ni compartir jeringas durante el consumo de drogas intravenosas.

Respecto de la donación y transfusión de sangre, en Chile desde 1987 la sangre donada es sometida a exámenes para detectar el VIH.

  • Vía Vertical: la transmisión se previene mediante el uso de antirretrovirales y la sustitución de la lactancia materna por leche maternizada.

 

En Chile desde el año 2005, existen normativas que consideran y garantizan la oferta del examen de VIH a todas las embarazadas, el tratamiento antirretroviral para la embarazada que vive con VIH y su hijo/a, así como sucedáneos de la leche materna.

 

Fuente: Ministerio de Salud